¿Se han preguntado cuántos conflictos en el ámbito personal y laboral tienen su origen en una mala gestión de la comunicación?

Si reparan en ello, la respuesta les sorprenderá por la cantidad ingente de situaciones que han derivado en problemas por no haber sabido verbalizar adecuadamente una situación o, en muchos casos, por no saber escuchar. Los apriorismos, los prejuicios y el mal entendimiento de las cosas provocan fricciones en las organizaciones que pueden derivar en desmotivación y en un mal clima laboral. Es por ello por lo que en las empresas se otorga cada vez mayor importancia a la comunicación interna, toda una inversión que redunda directamente en el bienestar de las compañías que saben aplicar una buena política de alineación de intereses, un factor clave en los tiempos en que vivimos.

Los directivos tienen que saber comunicar las buenas noticias, para motivar a sus empleados, y también aquellas de carácter adverso. No se pueden soltar las cosas a bocajarro sin más; es preciso establecer previamente una estrategia que conduzca a la consecución de los objetivos deseados. Si se le piden sacrificios a la plantilla hay que argumentar muy bien el porqué de esta solicitud, el horizonte temporal previsto y los incidentes de recorrido que pueden afectar al desarrollo de la compañía en un futuro próximo. Sólo así podrán tenderse líneas de complicidad emocional que resultarán vitales para la consecución de los objetivos previstos.

Existe una comunicación bidireccionalone on one, y otra de carácter unidireccional en un ámbito colectivo. En ambos casos, el feedback obtenido por el emisor tendrá un valor fundamental para ajustar los términos de la comunicación y modular la planificación de ésta. A comunicar se puede aprender, partiendo de unas cualidades innatas medias resulta absolutamente posible adquirir destrezas en un ámbito vital para cualquier responsable que pertenezca a la alta dirección de una empresa. Uno de los errores más comunes, y que se paga más caro, es centrarse únicamente en la gestión económico-administrativa de una organización, incluso en la gestión de personas, y olvidar la importancia de establecer una adecuada política de comunicación que suele ser la clave para impulsar cualquier transformación con garantías de éxito.

Un líder tiene que ser capaz de convertirse en un referente para sus equipos. Transmitir fuerza, honestidad, ilusión…, ser el motor que imprima carácter a la actividad de la empresa contando siempre con la motivación de los integrantes de la misma. Vivimos tiempos inciertos en los que se necesitan, más que nunca, referentes, personas a las que seguir en pos de los objetivos marcados, y en esto la comunicación es absolutamente vital. Los jefes tienen que ser firmes y claros en sus propósitos, pero también empáticos, cercanos, comprensivos. Se dirige desde la razón, no desde la imposición. Cuántas estrategias se han malogrado por no haber sabido comunicar adecuadamente las cosas. Lo malo es que los errores cometidos en este campo tienen difícil arreglo porque el daño que causan es destructivo en motivación, ilusiones y proyectos compartidos.

Por todo ello, si perseguimos la consecución de un buen clima emocional en nuestra empresa, debemos  poner un acento muy especial en la comunicación y en saber utilizar adecuadamente las herramientas retóricas y de planificación de mensajes que puedan ayudarnos a conseguir los objetivos que deseamos. Ideas claras e ilusionantes, alineación de intereses, transparencia y honestidad. En estos elementos se encierra la clave del éxito. En su ausencia, en cambio, se plasma la realidad de un fracaso cuyas indeseadas consecuencias siempre lamentaremos.

¿Quieres saber más? Infórmate sobre nuestro programa de Bienestar emocional en las empresas con CEOE Campus

BIENESTAR EMOCIONAL. EL RETO DE LAS EMPRESAS

Conseguir que las personas que trabajan en nuestras empresas, además de ser grandes profesionales, sean personas que transmitan ilusión, que consigan impacto y generen confianza, y eso lo lograrán si son personas felices.

Con personas motivadas, comprometidas y que generan emociones positivas tendremos éxito en nuestras empresasmejoraremos los niveles de productividad, reduciremos el absentismo, retendremos el talento y seremos capaces de reaccionar ante las nuevas necesidades que surjan, posicionándonos en un lugar privilegiado.

En el contexto actual, nuestra flexibilidad, nuestras capacidades de adaptación y de reacción serán claves para afrontar con éxito los retos y los peligros futuros.

Nada en el mundo volverá a ser igual, y hoy, más que nunca, las empresas tienen que ser viables, rentables, generar impacto y confianza y tener un modelo de negocio que responda y se adapte constantemente a las nuevas necesidades del mercado.

Pero hoy, además, necesitamos unas señas de identidad que nos diferencien de la competencia, un plus en nuestros servicios y nuestra forma de trabajar que nos permita fidelizar a nuestros clientes y abrir constantemente nuevas posibilidades de negocio, y eso sólo lo conseguiremos si las personas que trabajan en nuestras empresas, además de ser grandes profesionales, son personas que transmiten ilusión, que consiguen impacto y que generan
confianza, y eso lo lograrán si son personas felices.

Este innovador programa, está dirigido a directivos, mandos intermedios, profesionales y técnicos con proyección en las organizaciones.

REQUISITOS

El programa está dirigido a empresas de todos los sectores y tamaños que quieran conseguir, mediante el desarrollo de sus equipos, mejorar su resultados.

Managers, responsables de equipos y profesionales que quieran liderar desde el bienestar, la salud y las emociones positivas un cambio en su organización, promoviendo modelos de liderazgo más eficientes, con resultados sostenibles y equipos implicados.

METODOLOGÍA

El programa combina distintas metodologías para alcanzar sus objetivos. Es una formación de carácter teórica práctica con expertos, dividida en 7 módulos, de 5 horas de duración cada uno. Estos contenidos se imparten mediante sesiones presenciales virtuales, en directo con el experto. Plataforma onLine colaborativa que sirve de nexo entre cada uno de los módulos, con actividades y contenidos que amplían el alcance del aprendizaje.

En el transcurso del programa hay secuenciadas sesiones de coaching individual, en las que se trabajaran del desarrollo personal al organizacional. También hay sesiones de mindfulness, para conocer y aplicar los beneficios de la atención plena.

Y por último, elementos inspiracionales: casos de éxito o masterclass de expertos para conocer de primera mano cómo se están aplicando los conceptos, aprendizajes y resultados relacionados con el bienestar emocional en experiencias reales.

¿Quieres saber más? Infórmate sobre nuestro programa de Bienestar emocional en las empresas con CEOE Campus
Crisis del Coronavirus COVID-19

Desde Apertia queremos apoyarte en estos momentos difíciles, tratando de aportar ideas que ayuden a tu empresa. Como siempre, estamos contigo.