Los 6 pasos para conseguir una buena reputación

By 3 mayo, 2016Blog

La reputación es definida por la RAE como “la opinión o consideración en que se tiene a alguien o algo. Prestigio o estima en que son tenidos alguien o algo”.

Desde hace unos años, y de la mano de los siempre activos gurús americanos, la gestión de la reputación se puede realizar de forma más o menos sistemática bajo el ecosistema de la llamada “marca personal”, que aplica elementos de la psicología, la comunicación y la gestión empresarial para identificar y saber transmitir aquellas características que nos hacen diferenciarnos, y sobresalir en un mercado que es competitivo y cambiante.

Los 6 pasos por los que tendremos que pasar para el correcto desarrollo de nuestra reputación son:

1.       Define los valores que te hacen único. ¿Qué es importante para tí? hay que poner ciertos límites, porque, aunque vamos a pagar un precio, aquí no vale todo.

Nuestra reputación se basa en nuestros valores y no al revés, y nuestros valores nos ayudan a conectar, enriquecen y definen nuestro comportamiento y facilitan nuestra toma de decisiones…

2.       Fija tu objetivo tanto a nivel laboral como personal: Debemos fijar nuestras metas y dibujar el “mapa estratégico” que nos acercará a ellas.

La marca personal trata sobre nosotros, sobre nuestros sueños, temores, fortalezas y debilidades, representa la identidad de quien la sostiene; por ello, es muy importante reflexionar sobre nosotros antes de dar los siguientes pasos.

3.       Analiza dónde estás ahora y planifica tu estrategia: tener claro dónde queremos llegar y dónde estamos en la actualidad nos ayudará a ver la distancia y los pasos que tenemos que dar para alcanzarla: planifica formación, cambios de actitud, networking…

4.       Encuentra tu público objetivo: tener claros nuestros objetivos nos facilitará saber quién nos ayudará o a quien debemos ayudar para conseguir nuestros objetivos, puede ser tu jefe, tus compañeros, o tu familia…

5.       Difunde tu propuesta: tenemos 4 formas de mostrarnos al mundo:

·         Por lo que hacemos.

·         Por el aspecto que tenemos.

·         Por lo que decimos.

·         Por la forma de decirlo.

Conversaciones, networking, eventos, reuniones, conferencias, talleres, presentaciones… son oportunidades de mostrar nuestras características y nuestro potencial

6.       Analiza constantemente tu posición: examina de forma sistemática, de tiempo en tiempo, tu posición y el grado de consecución de tus objetivos y modifica tu mapa ruta tantas veces como sea necesario.

Presta atención, porque una buena reputación tarda tiempo en llegar y puede perderse muy rápidamente.

En mis próximos posts iremos desgranando este apasionante camino de la reputación y la marca personal, pero si tienes prisa por mejorar tu posicionamiento, no dudes en ponerte en contacto con nostros.

Mail: info@www.apertia-consulting.com

Teléfono: 91 766 74 1491 766 74 14